sábado, 8 de abril de 2017

Real Madrid 1 - Atlético de Madrid 1: Champions, toma nota

Real Madrid y Atlético de Madrid empatan en un disputado derbi en el que el coraje y el arrojo brillaron por encima del talento colectivo. En el apartado individual, Griezmann fue nuevamente bálsamo y salvación de un conjunto rojiblanco que respetó demasiado al Real Madrid. 
Hay fútbol, mucho fútbol en la capital. Y no diremos nosotros si Madrid hay uno sólo o no, pero sí que sólo existe una ciudad donde la rivalidad y el talento de sus equipos haya cosechado las mejores finales de Champions y esté dejando apasionados derbis a su paso. Por eso en el empate de Real Madrid y Atlético ganó la ciudad, que vio como los intercambios de golpes entre dos estilos de juego absolutamente diferentes dejaba grandes momentos para la memoria. Los mejores, claro, los tantos de Pepe y el del salvador Griezmann, que dejaba la sensación de derrota en las filas blancas y de victoria en las colchoneras.
Entre medias, por arriba y abajo, Oblak, siempre Oblak. Al disparo de Cristiano, por ejemplo, ajustado al palo o en el que logró superarle pero que sí acertó a despejar la zaga de los de Simeone. Entre medias también Keylor, duelo de porteros vaya, donde el error de Ramos a punto estuvo de costarle al Real Madrid el partido y a Griezmann el gol, despejado por un gran costarricense. Y otra vez Oblak, y otra vez Keylor... si aparecen ambos porteros, es que están apareciendo ambos equipos. Empate a todo y a seguir pensando en la Liga o... por qué no, en un futurible cruce que deje más más pasión. Gana la ciudad.

Jesús Clemente Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario