sábado, 13 de septiembre de 2014

Real Madrid 1 Atlético de Madrid 2: El Real de los veinte minutos cae frente al Atleti de los 90

atleti-tomada-medida-real-madrid-cristiano-turan20 minutos. Eso es lo que dura últimamente la mejor versión del Madrid, la menos mala más bien, que en la élite se traduce en una estrepitosa caída a domicilio en Donosti o una incontestable derrota frente al otro histórico equipo de Primera de la capital, que durante el último lustro se está ganando ocupar el trono. El Atlético de Madrid rompe con la Historia, tópicos y malas rachas y una vez más, entradas de Koke y Turán mediante, se impone al Real Madrid en su santuario, el Santiago Bernabéu.

Cierto es que los rojiblancos dan la impresión de ser la sombra del equipo del pasado año, con una circulación de pelota inexistente y una llamativa falta de calidad de muchos de sus jugadores para encadenar un par de pases precisos o armar un contragolpe eficaz. Con todo, siguen teniendo un punto -o unos cuantos- más que la competencia y, en ocasiones, cuando uno explota su aura de campeón ensalzando sus virtudes -amos y señores del balón parado- y tapando sus defectos con intensidad y actitud planta cara a otro que sólo tiene fútbol, y barre al que no propone nada salvo en pequeños destellos del partido.


El Madrid sigue sufriendo por alto; Casillas fue castigado
por la grada tras el primer tanto.
Fue el caso de los Casillas -tremendamente castigado por la grada-, Bale -sólo una jugada de peligro y ningún disparo a puerta de los que hacen contener el aliento- y compañía; repitieron aquel fútbol de ensueño frente a la Real Sociedad; también ese otro falto de ganas, ritmo, movimientos y desmarques y pases entre líneas. Vamos, que cuando uno copia en un examen, corre el riesgo de hacerlo del compañero menos aventajado; y es lo que hizo el Madrid, se copió de su peor versión. Ancelotti ha de estudiar en los entrenamientos cómo y por qué llega el momento en que la chispa del Madrid, en lugar de provocar un incendio, se apaga y queda una cuadrilla de estrellas en muerte cerebral. Y premiar a los que permanecen despiertos, en lugar de sacarlos a partir del minuto 60. Entre la falta de gol y la ausencia de juego mostró el campo nuevamente a Carlo que Cristiano es un auténtico quebradero de cabeza por la banda derecha, colgando una y otra vez balones al área que, con unos rematadores más finos, habrían dado la victoria a los blancos.

Claro que también estaba un tal Moyá, que ha despejado cualquier debate sobre la portería rojiblanca a la par que eliminado a todo nostálgico de cierto belga espigado y "atrapalotodo". Salvo el penalti transformado por CR7 y que igualaba la contienda a 1 después de que Tiago adelantase a balón parado al Atlético de Madrid (tras un córner en el que Casillas y la defensa volvió a temblar y fallar), Moyá sacó un par de manos que bastaron para frenar las acometidas de esos 20 minutos blancos al final de la primera parte. 

La segunda jugada del Atlético, única de bella factura, propició el tanto de Turán
tras dejar pasar el balón Raúl García en un brillante movimiento.
Cierto es que el actual campeón de Liga no puede permitirse vivir de las rentas y plantear un fútbol basado en forzar un córner o una falta para dejar que la pizarra haga el resto del trabajo; pero desde luego los que celebran los goles locales con el himno de la Décima necesitan de un mayor juego entre líneas, una defensa tan compacta como intensa los 90 minutos de partido y unos delanteros con inmenso hambre de gol y mayor sustento aún para alimentarlo: goles, vamos. Porque en el fútbol de élite cualquier despiste se paga, y si en lugar de un Atlético el Real hubiera tenido delante a la nueva pareja feliz de la Liga BBVA, Messi-Neymar, Casillas probablemente se habría dedicado a sacar balones... del fondo de las mallas. El fútbol se tiene o se aparenta; hoy el Atlético lo fingió durante los 90 minutos y lo argumentó en los goles de Tiago y del talentoso Turán, tras una bonita jugada rojiblanca; el Madrid volvió a exhibirlo con la misma rapidez con la que se lo guardó. Prefiero pensar eso a que realmente lo poco que tenía en los bolsillos está ahora deslumbrando en el Bayern y el Manchester. 

otiuMMenester

- El Real Madrid está ya a seis puntos del Barcelona y 5 del Atlético de Madrid; suma 3 puntos de 9 posibles.
- El próximo martes los blancos se estrenan en Europa frente al Basilea con muchas dudas sobre su juego.
- Mal resultado para el resto de equipos de la región; Getafe y Rayo perdieron frente a Sevilla y Elche, respectivamente.


Jesús Clemente Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario