martes, 26 de agosto de 2014

Real Madrid 2 - Córdoba 0: Vence la plantilla, sufre el equipo

Canción de la Décima para dar la bienvenida a los campeones europeos, que se estrenaban en Liga ante su afición. Con un plantel de ensueño tanto dentro del terreno de juego como en la banqueta, el equipo blanco aspiraba a todo y la pérdida de la Supercopa de España fue el primer aviso para Ancelotti: el equipo que creíamos terminado sólo conserva los cimientos de la pasada temporada. Cimientos que sirvieron para aguantar el excelente planteamiento del "Chapi" Ferrer con un Córdoba descarado, atrevido y muy bien colocado sobre el terreno de juego.

El capitán, López Silva, se atrevía con todo y por poco no le dieron algún que otro susto a Casillas en el inicio del juego. Portero que, tras mucha expectación, también fue titular en Liga y ahora sólo resta ver si en Copa Keylor tendrá su oportunidad. Capitán y reflejo de su equipo, el de Móstoles combina la veteranía y calidad con una pasmosa inseguridad en ciertas jugadas -especialmente por alto- que, a estas alturas, no deberían darse. Al igual que las múltiples imprecisiones en el centro del campo -donde sólo parece funcionar al 100% Kroos-, alguna pequeña concesión en defensa -Arbeloa está fallón y, dicen, muy desmotivado- y un tridente atacante que debe imponer la ley del miedo.

Menos mal que Benzemá se reencontró con un viejo amigo al que llevaba demasiado tiempo sin ver: el gol. Fue a balón parado, la jugada de los que no saben -o ese día no les sale- jugar al fútbol, y de un testarazo batió a un Juan Carlos de guante más firme que Casillas. James va creciendo en el Madrid sacando un notable alto en la parte ofensiva. El día que encuentre portería sumará y seguirá. 

Por ahora el que suma y sigue es CR7: suyo fue el gol de la tranquilidad tras un potente disparo desde fuera del área -pues los blancos estuvieron de los nervios hasta el último suspiro- pero ni él ni Karim resultaron ser los que salvaron los muebles de Ancelotti, sino los cambios. 

Esta vez el italiano acertó -quizá habría sido aún mejor disponer de inicio el equipo que quedó entonces- y supo corregir la sangría del lado derecho, con un Carvajal que sigue enchufado; y dar magia y vistosidad al centro del campo con Isco, que cambió los tímidos pitos del Bernabéu por los aplausos a dos obras de arte -el doble recorte con caño es de escándalo- nacidas de su tren inferior. Para que el mago haga magia, hay que darle su chistera; la de Isco es la titularidad y continuidad. A tiempo está el técnico italiano de "recuperar" y consagrar al malagueño. Y, de paso, reafirmar el poderío blanco que, definitivamente, cuenta con una de las mejores plantillas de su historia. Ahora falta hacer equipo.

otiuMMenester

- Primer partido y victoria del Real Madrid en Liga. Di María ya no es jugador del Madrid; se marcha al Manchester por 75 millones de euros (más 15 en variables).
- Dispar suerte para los madrileños: en el derbi Rayo - Atleti el campeón no pasó del empate ante un muy buen equipo de Vallecas y el Getafe cayó por 3 goles a 1 en Vigo.
- Jornada 2: Real Sociedad - Real Madrid; Getafe - Almería; Atlético - Éibar y Deportivo - Rayo.

Jesús Clemente Rubio


No hay comentarios:

Publicar un comentario