jueves, 25 de julio de 2013

DEPORTES, Tour Bernabéu: Un paseo por el santuario del mejor equipo del siglo XX


Abrimos capítulo deportivo recorriendo más de 100 años de historia y glorias del club más laureado del mundo y mejor del siglo XX según la FIFA: el Real Madrid Club de Fútbol. En otiuMMadrid tenemos preparadas grandes sorpresas para los amantes del deporte rey, el imposible de obviar fútbol que tantas alegrías y disgustos nos da, especialmente a los madrileños (cuatro equipos en Primera División). Ardua tarea introducirnos con acierto en tan vasto mundo, sencillo si comenzamos por la estructura de cada club (Rayo Vallecano, Getafe, Atlético de Madrid y Real Madrid) para, con la temporada a punto de comenzar, zambullirnos en la actualidad. Así pues, lectores, comienza el espectáculo en otiuMMadrid...comienza el partido en la casa blanca, escenario de increíbles gestas futbolísticas; el estadio Santiago Bernabéu y su completo tour para visitantes.



Corría el año 1902 cuando unos cuantos papeles -la burocracia,  como la prostitución, siempre existió- reconocían la creación del llamado a ser uno de los mejores clubes deportivos de toda la historia: el Real Madrid Club de Fútbol. 

Impesionante, ¿verdad? Imagínalo con 85.000 almas gritando.

Con Juan Padrós como primer presidente -curioso que naciese en Barcelona- arrancaba un sueño que poco a poco comenzaría a coger forma en el mundo terrenal, plagándolo de estrellas, trofeos y gestas. 
Observa el precio de las entradas. Llora.
Bien, pues éste es un minúsculo párrafo y una ridícula muestra de todo lo que ofrece el Tour por el Estadio Santiago Bernabéu y el museo del equipo blanco. Reserva al menos dos horas, porque te aseguramos que sólo en la primera parada del tour, la foto panorámica desde lo más alto de la Torre B del complejo, invertirás unos cuantos minutos en admirar, aun vacía, la majestuosidad de la estructura; en inmortalizar tu paso por allí o bien fotografiarla desde los dos vomitorios habilitados para ello; en recordar esa noche mágica e incluso en soñar con alguna otra.

Las pantallas táctiles permiten navegar por
multitud de datos y material audiovisual.
Más que un museo, un show
Con la cámara digital echando ya humo, escaleras abajo de nuevo para adentrarte en el museo. Bajo la opinión de un servidor tiene sus carencias pero, desde luego, éstas no se encuentran en el inicio. Un imponente y ancho pasillo se muestra escoltado por enormes paneles en los que se proyectan imágenes de todo tipo; desde vídeos sobre las 9 Copas de Europa hasta piezas sobre cada uno de los jugadores del actual primer equipo, todo ello ambientado por una combinación de luces y sombras en la sala estupendo y música celestial -"Vinceró" de Pavarotti, por ejemplo-. 

La evolución del escudo desde 1902.
Todo ello a la izquierda de nuestros ojos, pero el espectáculo se repite a la derecha aunque los factores cambian; aquí encontrarás un buen fragmento de la historia del Club desde sus más humildes inicios hasta la actualidad, recorriendo diferentes equipaciones, fichajes, iconos y trofeos...cientos de trofeos. Por si aún dudas de que tan impresionante despliegue pueda satisfacer tu ansia de saber, varios paneles táctiles están dispuestos en la mitad de la sala de manera que navegues sobre los aspectos más concretos y rebuscados del club, los jugadores, los partidos e incluso los goles que jamás desaparecerán de nuestra memoria.

No sólo verás trofeos del club; sus jugadores han
conseguido botas y balones de oro, 'pichichis', 'zamoras'...
Entre todas las estrellas brilla una
Y su nombre es Di Stéfano. El Presidente de Honor del Real Madrid es también el único que goza de un espacio homenaje propio, una sala de generosas dimensiones para un sólo jugador empequeñecidas, sin embargo, por la exagerada información que ofrece sobre "La Saeta Rubia". Trayectoria en el club blanco, objetos cedidos por él y que embellecen las vitrinas pese a tener tantos años como el propio estadio, sus primeras fichas federativas para poder competir, contratos y una proyección algo sosa pero que, al menos, adereza el tributo de manera audiovisual. 

Hay dos paneles que contienen los cientos de jugadores que
han militado en el club blanco. Encuentra a tu favorito.
Y justo cuando uno sale casi abrumado por tanto éxito y preguntando qué está haciendo con su vida, se encuentra con una disciplina menos reconocida pero igualmente gloriosa para muchos clubes, entre ellos el Real Madrid: el equipo de baloncesto. Huelga decir que el espacio es proporcionalmente mucho más pequeño que el dedicado a la rama futbolística y quizá por ello, y por la humildad y la mayor cercanía que siempre parecen poseer "esos locos altitos",  me encantó. Un palmarés que nada tiene que envidiar a sus hermanos de club, con guiño especial al último título de Liga conquistado ante el Barcelona, oscurecido por las casi inexistentes pantallas táctiles y vídeos e imágenes en los televisores que rememoren una y otra vez sus éxitos.

Menos mal que allí acuden a rellenar la sala los trofeos que no pudimos ver en la primera parte del museo, emplazados a propósito en esta zona cuyo objeto no es otro que ensalzar las 9 Copas de Europa del club blanco. Una por una, un enorme panel recorre las alineaciones de cada final con objetos donados por los jugadores e imágenes del partido. Imperdible, como la vitrina con la casi decena de trofeos dispuestos en fila para orgullo del club y afición.

Casi a pie de campo descubrimos cómo se disfruta el fútbol desde las mejores localidades.





El jugador número 12
Así luce el jacuzzi del vestuario visitante...
¡descubre el local!
La afición. ¿Qué son sin nosotros los jugadores? Conscientes de ello, en el club nos dejan sentirnos -y sentarnos- como ellos. Y como el entrenador, el presidente y las personalidades. Porque ya a pie de campo volvemos a salir a las gradas para recorrer el mejor punto de vista del partido -el de Florentino Pérez-, imaginar la intensidad de los choques desde los banquillos local y visitante y, de paso, fotografiarnos en la impecable alfombra verde en la que todo ocurre. Un consejo: una vez allí, mira hacia arriba: la arquitectura del Bernabéu, a imitación de los coliseos romanos, está configurada de tal forma que la parte superior parezca que se nos viene encima. Así nace el concepto de olla, la afición la convierte en caliente. Piensa en la presión que cada noche tienen los jugadores ¡nadie dijo que fuera fácil!.

La entrada incluye un folleto explicativo
del itinerario.
Y, como ellos, volvemos a los vestuarios por el túnel. Desde el pasado año se pueden visitar también los del equipo local, con lo que te preguntarás cómo pueden decidir salir al terreno de juego teniendo semejantes instalaciones dentro...¡más de uno se quedaría ahí dos horas a lo SPA!

Con todo hecho, sólo queda volver a casa pero...¡no te olvides de nosotros, los periodistas! Tu paso por la sala de prensa es fundamental -menudo espectáculo los últimos años con el ya extécnico José Mourinho-. Ahora sí, previa y obligada visita a la tienda del club, puedes abandonar el tour con datos e imágenes suficientes como para querer más. No te preocupes, la temporada comienza el 18 de agosto. Nos vemos entonces.

otiuMMaximus
- Pisar el césped del Bernabéu y mirar hacia arriba.
- El museo. Una enciclopedia blanca.
- Di Stéfano y Santiago Bernabéu.

otiuMMenester
- ¿Dónde? Estadio Santiago Bernabéu. Taquilla 10 junto a Puerta 7. Paseo de la Castellana esq. Avda. Concha Espina, 1. 28036 Madrid. 91 398 43 00.
-¿Cuándo? L a S de 10 a 19 horas. D y festivos de 10:30 a 19 horas. Ojo, los días de partido sólo se podrá hacer el tour completo hasta 5 horas antes del partido. Después, habrá zonas cerradas.
-¿Cómo? En coche puedes aparcar a pie de campo en zona azul. Si no, hay multitud de parkings privados.
-¿Cuánto? Adultos 19 euros y menores de 14 años, 13. Si eres titular del carnet madridista, 13 euros si eres adulto y 9 si eres menor de 14 años. Socios gratis.

Jesús Clemente Rubio




No hay comentarios:

Publicar un comentario